31 diciembre 2010

BEJARANO LOZANO, Julio

Nace en 1893.Muere en Méjico a los 70 en 1965.

Interno durante los años de la carrera con el Dr. Rozabal en el Hospital Provincial de Madrid, al que debía su sólida preparación en Medicina Interna, y con el Maestro Azúa, en San Carlos, con el que hizo antes de ser médico su iniciación dermatológica, terminó sus estudios en 1916. Tres años más tarde, obtiene por oposición una plaza de Médico de Guardia de la Beneficiciencia Provincial, y también, en 1918, se presenta a las primeras oposiciones que se celebraron para constituir el Cuerpo de Médicos de la Lucha Oficial Antivenérea, con el número uno.

La generación de Covisa y su intuición de maestro le hicieron desde el ingreso de Bejarano en la Beneficiencia Provincial de Madrid asociarse, y así rezan en todos los impresos "Servicio del Profesor Covisa y Bejarano"

Imagen tomada de icomen.es
Su vida era de una modestia ejemplar. Nunca tuvo "Sociedades". Bejarano cautivaba a todos por su claridad expositiva, por su erudición, por su dialéctica. Era, sin disputa el modelo de todos los jóvenes que se formaban en la especialidad. Su autoridad creciente en el ámbito de la Dermatología lo llevó finalmente a alternar la presidencia con los Doctores Covisa y Sainz Aja.

Al obtener Covisa la Cátedra de Madrid, a la que no quiso opositar Bejarano, por respeto a su maestro, fue nombrado profesor adjunto.

La violencia política de la República torció la vida de Bejarano. Cada vez se apartaba más de la Dermatología y se entregaba más a la política, llegando a desempeñar, como su padre, la Dirección General de Sanidad*.

Emigrado a Méjico, fue, al principio, director de la Leprosería de aquella cidudad, dermatólogo del Sanatorio Español, cargo que desempeñó hasta su muerte; llegando antes a ser elegido Presidente de la Sociedad Mejicana de Dermatología.

Bejarano ha dejado a la especialidad más de cien publicaciones, entre las que destacan sus trabajos sobre Lepra. Con el nombre de "Lepra monomorfa" fue tal vez el primero en describir clínicamente la
"Lepra tuberculoide minor". Su nombre y el de Covisa están siempre unidos a la llamada "Piodermitis chancriforme de Covisa y Bejarano"

Góme Orbaneja dice sobre este autor:

"Repasad sus trabajos, refrescad los que conocisteis sus intervenciones en esta Academia, tan numerosas durante tantos años y podeis comprobar que rigor tenían sus aportaciones, que claridad sus ideas, que precisión sus conceptos"

Entre sus aportaciones destaca una nota clínica a Actas Dermosifilográficas relativa a un enfermo de Esclerosis Lateral Amiotrófica; en este mismo año junto a Covisa, presenta un estudio sobre el Silbersalvarsán. En 1921, junto a Covisa, otros cinco trabajos, tres de especial interés: "Sífilis y capsulas suprarrenales", "Tubercúlides e hipotiroidismo"  y "Urticaria pigmentaria". También hace referencia en este mismo año al Sulfoxilato de Salvarsán, a las alopecias sifilíticas y reacciones meníngeas y a micosis fungoide. En 1922:"Parapsoriasis en gotas"(junto a Covisa), "Sífilis ganglionar". En 1924, junto a Navarro Martín, "Estudios experimentales y clínicos sobre las asociaciones bismutoprotéicas en el tratamiento de la sífilis" y en 1925: "Poroqueratosis de Mibelly y sus relaciones con la queratodermia palmar y plantar", etc.

*En su discurso de presentanción al personal de la misma manifestó su propósito de hacer compatible su nuevo cargo con perseverar en los trabajos técnicos y de publicista. Toma posesión en el 1933. (Actas D.S. Vol 25.pg 243.1932/33)

No hay comentarios:

TE PUEDE INTERESAR

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...